News

All News

Rescate de los Judíos Dinamarqueses en 1943

12.12.2012

El Coro Morán presentándose en Beit HatfutsotBeit Hatfutsot y los Amigos de Dinamarca en Israel, conmemoraron el rescate de los judíos de Dinamarca durante el evento anual que se llevó a cabo el 7 de noviembre de 2012. La velada, a la cual asistieron personalidades importantes, tanto de Escandinavia como de Israel, se centralizó en  la comunidad judía de Dinamarca y los problemas a los cuales se enfrentan debido al incremento del antisemitismo y el florecimiento del movimiento de la Primavera Árabe.


Esther Herlitz, Presidenta de los Amigos de Dinamarca en Israel, dio la cálida bienvenida a los participantes del evento. “En octubre de 1943, pequeños barcos pesqueros llevaron los judíos de Dinamarca a las tierras seguras de Suecia. Es más que apropiado de contar esta hazaña todos los años en Beit Hatfutsot, el Museo del Pueblo Judío,” dijo la Sra. Herlitz.


Los huéspedes asistieron luego a una conmovedora performance de “Balada sobre tres Profetas”, ejecutada por el Coro Moran. Anders Bjorn Hansen, subdirector de la Embajada de Dinamarca, se dirigió a los presentes e hizo lo mismo, a continuación, el Arquitecto Ulrik Plesner, quien disertó sobre el tema “De Dinamarca a Israel vía Seri Lanka – Un viaje arquitectónico”.  La Dra. Esther Webman, de la Universidad de Tel Aviv, habló sobre el antisemitismo y la Primavera Árabe. El Director Interino de Beit Hatfutsot cerró la velada. “Beit Hatfutsot cuenta la singular y continua historia del Pueblo Judío a través de los tiempos y a través del mundo. Las exposiciones permanentes tanto como las temporarias, se focalizan en la vitalidad y creatividad de las comunidades judías tanto en el pasado como en el presente, haciendo de Beit Hatfutsot el lugar natural para este tipo de eventos y espero que esta colaboración continúe también en los próximos años”, dijo el Sr. Schwartz.


El Rescate de los Judíos de Dinamarca en 1943
Dinamarca estuvo bajo la ocupación alemana desde abril de 1940, y se transformó en un factor importante en la economía de este país, suministrando alimentos a sus tropas. A fines de 1943, las relaciones entre el pueblo danés y la administración germana se deterioraron. En agosto de 1943, fue declarado Estado de Emergencia en Dinamarca y los nazis resolvieron que ahora ellos pueden actuar contra los judíos. En setiembre de 1943, los SS recibieron la orden final de proceder a la deportación de los judíos a los campos de concentración. La deportación comenzaría el 1 de octubre, a las 10:00 hs. Un corajoso agregado marítimo alemán, llamado George F. Duckwitz, filtró esta información  y advirtió a la dirigencia de la comunidad judía y a la dirigencia del Movimiento de Resistencia Danés, de que un barco llegaría para trasladar a los judíos a los campos alemanes.


A la mañana siguiente, durante la ceremonia religiosa en la sinagoga, los congregados fueron advertidos del inminente peligro y les dijeron que no retornaran a sus hogares. Ellos fueron sigilosamente trasladados a casas privadas, hospitales y hogares de ancianos. Nadie les negó amparo.


Durante las tres semanas siguientes, pequeñas embarcaciones pesqueras transportaron familias judías, ancianos y niños, a Suecia.


El rescate de los judíos daneses fue una operación combinada de todo el pueblo danés;  los pescadores arriesgaron sus vidas y sus embarcaciones; los médicos ofrecieron refugio y colocaron a disposición sus raciones de gasolina; gente común hospedaron en sus casas a sus vecinos judíos. Las acciones del virtuoso pueblo danés fueron reconocidas por el Ministro Danés de Cultos, Sr. B. Koch, quien oficialmente plantó tres árboles en Yad Vashem, en honor al Rey, al Pueblo Danés y al Movimiento de Resistencia.


Durante la década de los 1950´, el Dr. Duckwitz fue Embajador de la República Federal Alemana en Dinamarca.


Aproximadamente unos 7.000 judíos fueron salvos. Unos 400 fueron capturados y trasladados a Theresienstadt, donde recibieron atención especial, alimentos, ropas y medicinas enviadas por la Cruz Roja de Dinamarca.


Cuando la guerra terminó, los judíos retornaron a Dinamarca y algunos jóvenes se enrolaron en el Ejército Danés que se formó en Suecia. Cuando regresaron, constataron, con suma sorpresa, que sus casas y jardines fueron debidamente cuidados.


Esta velada ilustra el reconocimiento de los Amigos de Dinamarca en Israel por el estilo de vida danés, su coraje y modestia. Este evento es también una maravillosa oportunidad para enseñar a las futuras generaciones sobre este alentador rayo de luz que brilló durante las tinieblas de la Shoá.


Dr. Lenie Yahil, en su magnífico estudio “Teste de Democracia: el Rescate de los Judíos Daneses en la Segunda Guerra Mundial”, escribió que el rescate de los judíos daneses es una prueba de que se puede luchar contra el mal y triunfar.