Noticias en español – Beit Hatfutsot https://www.bh.org.il Museum of the Jewish People Thu, 19 Jul 2018 14:10:17 +0000 en-US hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.9.2 https://www.bh.org.il/wp-content/uploads/cropped-favicon-512-32x32.png Noticias en español – Beit Hatfutsot https://www.bh.org.il 32 32 MI HISTORIA FAMILIAR, en memoria de Manuel Hirsch Grosskopf 2018 https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/mi-historia-familiar-en-memoria-de-manuel-hirsch-grosskopf-2018/ Thu, 14 Jun 2018 06:22:59 +0000 https://www.bh.org.il/?p=35076 El concurso  Mi Historia Familiar, en memoria de Manuel Hirsch Grosskopf , cierra el año 2018 con la participación de más de 20.000 jóvenes de todo el mundo,  de 24 países correspondientes a  190 instituciones judías. A lo largo de todo el año  los participantes de este proyecto han investigado acerca de sus raíces, historias [...]

The post MI HISTORIA FAMILIAR, en memoria de Manuel Hirsch Grosskopf 2018 appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
El concurso  Mi Historia Familiar, en memoria de Manuel Hirsch Grosskopf , cierra el año 2018 con la participación de más de 20.000 jóvenes de todo el mundo,  de 24 países correspondientes a  190 instituciones judías.

A lo largo de todo el año  los participantes de este proyecto han investigado acerca de sus raíces, historias y tradiciones de sus respectivas familias, de acuerdo al plan de estudios y lineamientos establecidos por la Escuela Internacional del Pueblo Judio  “Koret” en el  Beit Hatfutsot, presentando finalmente sus creaciones artísticas que expresan sus conclusiones de las investigaciones realizadas.

En el trancurso de  los eventos llevados a cabo entre los días 7 y 8 de junio en el Museo del Pueblo Judio de Tel Aviv- Beit Hatfutsot –  se han escuchado conversaciones en idiomas diseminados por seis continentes, dando asi  comienzo a la exposición de los trabajos de los concursantes finalistas, y concluyendo con la ceremonia central de entrega de premios con la presencia de los 58 finalistas de 24 paises .

Los finalistas de este concurso fueron participes de un encuentro internacional de dos días de aprendizaje y  de diversión, en el Beit Hatfutsot: Visitaron el Museo, contaron sus historias a sus familias y amigos  y se reunieron en distintos talleres de trabajos.

Esta celebración marca el fin de un largo año de trabajo frente a las escuelas participantes, comunidades judías y museos de todo el mundo: Israel, Estados Unidos de América, República de Moldova, Grecia, Hungría, Alemania, Ucrania, Belarús, Kazajstán, Lituania, Rusia, Letonia, Paraguay, Venezuela, España, Panamá, México, Costa Rica, Chile, Argentina, Australia, Sudáfrica, Canadá y Colombia.

La Exposición permanecerá abierta al publico hasta el 15 de julio 2018.

El acto de entrega de premios realizado en el auditorio Smolarz de la Universidad de Tel Aviv,conto con la asistencia del Director general del Museo Beit Hatfutsot Dan Tadmor, de la Directora del Beit Hatfutsot en USA Shula Bahat,de representantes del Ministerio de Educacion de Israel , del Director del Vaad Hajinuj Hamercazi de Argentina Sr. Ariel Cohen Imach , y  de representantes de la Agencia Judía y de las embajadas de Canada, USA, Grecia, Alemania, Chile,  Lituania, Panama, Kazahstan, Argentina ,Australia  ,Ucrania y  Costa Rica con la presencia  de un publico de 1000 personas .

El evento fue trasmitido en vivo a los televidentes de todo el mundo.


Also view: The My Family Story 2018 catalog

(Photos by: Nir Shaanani)

The post MI HISTORIA FAMILIAR, en memoria de Manuel Hirsch Grosskopf 2018 appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
“Vamos a reírnos – el Humor Judío alrededor del mundo” (Inauguración: 29 de marzo de 2018) https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/vamos-reirnos-el-humor-judio-alrededor-del-mundo-inauguracion-29-de-marzo-de-2018/ Wed, 28 Mar 2018 10:14:56 +0000 https://www.bh.org.il/?p=33037 Comience a ejercitar sus músculos faciales para reírse, y mucho, cuando lancemos una nueva y especial exposición que investiga el humor judío. ¿Qué hace a los judíos tan graciosos? ¿Y cómo, el “Pueblo del Libro”, trajo al mundo brillantes escritores, productores y comediantes? El museo ofrece una risueña perspectiva de los orígenes del humor judío [...]

The post “Vamos a reírnos – el Humor Judío alrededor del mundo” (Inauguración: 29 de marzo de 2018) appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>

Comience a ejercitar sus músculos faciales para reírse, y mucho, cuando lancemos una nueva y especial exposición que investiga el humor judío.

¿Qué hace a los judíos tan graciosos? ¿Y cómo, el “Pueblo del Libro”, trajo al mundo brillantes escritores, productores y comediantes? El museo ofrece una risueña perspectiva de los orígenes del humor judío y la gran contribución de los judíos al surgimiento de esta industria global.

Esta exposición trata de develar el misterio de por qué los judíos toman sus chistes tan en serio. Muestra la diversidad y la vitalidad del humor judío, e investiga cómo los elementos de la broma judía se han mantenido constantes, independientemente del tiempo, lugar e idioma. En el deambular, nos divertimos un poco.

La exposición incluye innovadoras estaciones interactivas que les permite a los visitantes expresar lo que les hace reír. Nuestra visión es que la exposición, rica en historia y en preguntas desafiantes sobre la cultura en el presente, se convierta también en un espacio de risa y alegría para todas las personas que circulan por sus pasillos.

The post “Vamos a reírnos – el Humor Judío alrededor del mundo” (Inauguración: 29 de marzo de 2018) appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
El traductor judío de Colón en su viaje al Nuevo Mundo https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/el-traductor-judio-de-colon-en-su-viaje-al-nuevo-mundo/ Sun, 18 Mar 2018 09:59:02 +0000 https://www.bh.org.il/?p=32810 ¿Será que el estereotipo antisemita sobre los judíos, que son un factor contaminante se originó en relación al intérprete judío Luis de Torres, quien es en gran parte el responsable por la llegada de los primeros cigarros a Europa? No, no tiene nada que ver. Los antisemitas modernos les atribuían a los judíos la culpa [...]

The post El traductor judío de Colón en su viaje al Nuevo Mundo appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
¿Será que el estereotipo antisemita sobre los judíos, que son un factor contaminante se originó en relación al intérprete judío Luis de Torres, quien es en gran parte el responsable por la llegada de los primeros cigarros a Europa? No, no tiene nada que ver. Los antisemitas modernos les atribuían a los judíos la culpa por las infecciones epidemiológicas y, al mismo tiempo, los efectos del tabaquismo aún no se habían descubierto. Aun así, en la historia del tabaquismo, Luis de Torres tiene un lugar privilegiado en la adicción de Europa al tabaco. Afortunadamente para nosotros, el uso de la quimioterapia también la inventó un judío, Sidney Farber, así que de alguna manera estamos equilibrados.

La historia de Luis de Torres tiene que comenzar con su jefe, el más famoso capitán de la historia y el único hombre que realmente ha descubierto América: Cristóbal Colón. El lugar: España. El año: 1492. El Rey Fernando y la Reina Isabel firman dos fatídicos documentos. El primero, firmado el 31 de marzo, fue la famosa orden de deportación que exigía que todos los judíos que no se convirtieron al cristianismo, abandonen el país hasta el 31 de julio. El decreto, emitido a fines de abril, les dio a los judíos sólo tres meses de plazo para abandonar la Península Ibérica. La mayoría de los judíos, alrededor de doscientos mil, lograron irse hasta el 2 de agosto – Tishá BeAv, según el calendario hebreo.

“Colón frente a la reina” – Pintura en aceite, Emanuel Gottlieb Leutze, 1843. Colón convence al rey y a la reina a que solventen los costos del viaje que culminó con el descubrimiento del continente americano.

“Colón frente a la reina” – Pintura en aceite, Emanuel Gottlieb Leutze, 1843. Colón convence al rey y a la reina a que solventen los costos del viaje que culminó con el descubrimiento del continente americano.

El historiador Charles Halperin, basado en evidencias de la época, describe así los últimos días de la expulsión: “Los camino a los puertos y a las fronteras, se llenaron de una multitud de personas, jóvenes y viejos, enfermos y cojos, y niños de todas las edades – en su mayoría a pie, los más afortunados con una carreta, unos pocos con sus bultos sobre caballos y mulas”. Halperin añade: “Hasta el último momento trataron los sacerdotes de persuadir a los judíos de aceptar el bautismo. Los rabinos, por su parte, animaban a los agotados y desesperados caminantes, y mientras avanzaban las columnas humanas, las mujeres y los niños cantaban para darles ánimo a los peregrinos. Al llegar, finalmente, a la costa, lloraron y rezaron por un milagro que cambiara su trágico destino. Durante horas y más horas deambulaban por los puertos, pero el milagro no se produjo. Desde el momento que subieron a los barcos, fueron saqueados, asesinados, vendidos a los piratas como esclavos, abandonados en las playas y muchos países se negaron a recibirlos”. Hasta aquí, las implicaciones del primer documento.

El segundo documento crítico firmado por el rey y la reina, se firmó el 17 de abril, y su contenido significó la aprobación de un proyecto pretensioso, que proponía encontrar una ruta marítima occidental para llegar a Asia. Al frente del proyecto estaba Cristóbal Colón, un capitán de origen italiano, o al menos así lo declaró él mismo. Colón zarpó del puerto Palos de la Frontera el 3 de agosto, un día después de la partida del último de los judíos. La coincidencia de las fechas de la expulsión y el comienzo del viaje, encendió la imaginación de muchos historiadores, principalmente judíos. Insistieron, basándose en hallazgos y conjeturas, que el propio Colón era de origen judío, y que el propósito de su viaje hacia el oeste era encontrar un lugar de asentamiento para sus hermanos, los judíos expulsados de su patria.

 

Firma de la orden de expulsión de los judíos españoles, Granada, 31 de marzo de 1942. (Diorama, Beit Hatfutsot, exposición permanente).

Firma de la orden de expulsión de los judíos españoles, Granada, 31 de marzo de 1942. (Diorama, Beit Hatfutsot, exposición permanente).

No entraremos aquí en la polémica académica sobre los orígenes de Colón y los verdaderos motivos de su proyecto. Al menos no esta vez. Los historiadores e investigadores han gastado bastante pólvora sobre el tema. En un aspecto no hay discusión: el círculo de allegados a Cristóbal Colón era de origen judío. Los más prominentes fueron Luis de Santángel, que fue quien financió el primer viaje de Colón; Gabriel Sánchez, que era el tesorero general del reino español, y también el principal intérprete del viaje y el héroe de nuestra historia: Luis de Torres.

Con la publicación de la orden de deportación de los judíos, Luis de Torres se convirtió al cristianismo para salvase. De Torres, quien dominaba el hebreo, el arameo, el árabe, francés, el español y el portugués, fue traductor del Gobernador de Murcia, y éste cedió el talentoso hombre a Colón, quien buscaba con ahínco un traductor profesional que lo acompañara en su larga travesía. Colón estaba convencido durante todo su viaje que se dirigía a los países del Lejano Oriente. Estimó que el conocimiento de Torres del idioma hebreo le ayudaría a establecer contacto con los mercaderes judíos residentes en Asia. Esta idea allanó el camino para que el intérprete judío participe en el viaje más famoso de la historia de la humanidad.

 

Expulsión de los judíos de España, a raíz de la orden de expulsión en 1942. Unos 200.000 judíos abandonaron España, miles de ellos se ahogaron en el mar. Cuadro de Peter Per, Estudio Gardner, Londres, 1977 (Beit Hatfutsot, exposición permanente).

Expulsión de los judíos de España, a raíz de la orden de expulsión en 1942. Unos 200.000 judíos abandonaron España, miles de ellos se ahogaron en el mar. Cuadro de Peter Per, Estudio Gardner, Londres, 1977 (Beit Hatfutsot, exposición permanente).

 

Tres meses después, el 2 de noviembre de 1492, el barco “Santa María” se detuvo cerca de las costas de una gran isla, actualmente Cuba. La historia cuenta que Colón envió a Torres y a otro marinero español llamado Rodrigo de Jerez, a explorar el interior de la isla. Los dos pasearon durante muchos días recorriendo el terreno y fueron recibidos amablemente por los nativos, quienes también les mostraron cómo “quemaban” el tiempo, literalmente, “fumando hojas secas que huelen a algo especial”. Las hojas, explicaron los lugareños, se colocan sobre hojas de palma y se secan hasta que parezcan papel. Luego lo encienden y respiran el humo que proviene de ellas. Torres experimentó fumar el tabaco y fue, probablemente, el primer europeo en fumar un toscano. El tabaco le gustó tanto a él como a su compañero de viaje, y cuando ambos regresaron a la nave, trajeron consigo muchas muestras de dichas hojas.

Colón dio por terminado su viaje y regresó a España en 1493. Torres y otros 38 españoles de este primer viaje decidieron quedarse en tierra, en lo que fue el primer asentamiento establecido por los españoles en América: El Fuerte de la Navidad, en la isla de La Española (Hoy, Santo Domingo). A partir de ese momento, se perdieron las huellas de Torres. Las leyendas que se tejieron a su alrededor, sin embargo, son muchas y variadas. Algunos dicen que las primeras palabras pronunciadas por Luis de Torres en América fueron en el idioma hebreo; otros creen que Torres se convirtió en un hombre rico en el Nuevo Mundo, y en algunas fuentes incluso le atribuyen el descubrimiento del pavo.

 

Cristóbal Colón y sus marinos, incluido Luis de Torres, desembarcan y proclaman pertenencia del Nuevo Mundo (Dibujo, 1893, Biblioteca del Congreso, Wikimedia).

Cristóbal Colón y sus marinos, incluido Luis de Torres, desembarcan y proclaman pertenencia del Nuevo Mundo (Dibujo, 1893, Biblioteca del Congreso, Wikimedia).

¿Y qué pasó con el tabaco? Después del regreso de Jerez a España con el tabaco que él y Torres habían traído al barco, Jerez honró a sus amigos y vecinos con la extraña hierba. La noticia llegó a la autoridades de la Inquisición, quienes determinaron que “sólo el diablo puede darle a una persona la capacidad de echar humo de su boca”, y condenaron al marino español a siete años de prisión por fumar hojas secas, probablemente el máximo castigo jamás impuesto por fumar cigarrillos. Pero nada les ayudó. El fumar tomó rápidamente impulso y se extendió como fuego en un campo de tabaco por toda la península. Al principio, fue España que se volvió adicta al tabaco. Más tarde se expandió por toda Europa.

The post El traductor judío de Colón en su viaje al Nuevo Mundo appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
Y El Resto Son Sólo Goim: El Pirata Judío –  Más Famoso De La Historia https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/y-el-resto-son-solo-goim-el-pirata-judio-mas-famoso-de-la-historia/ Sun, 18 Mar 2018 09:29:42 +0000 https://www.bh.org.il/?p=32797 Hubo tiempos pasados en que a la palabra “Explorer” tenía implicaciones de vida y muerte y no de un navegador web, y “Trafic” representaba un movimiento físico en el espacio y no algo que publicistas ávidos de fama juran en su nombre. Eran tiempos en los cuales la floreciente industria marítima del siglo XVI atraía [...]

The post Y El Resto Son Sólo Goim: El Pirata Judío –  Más Famoso De La Historia appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
Hubo tiempos pasados en que a la palabra “Explorer” tenía implicaciones de vida y muerte y no de un navegador web, y “Trafic” representaba un movimiento físico en el espacio y no algo que publicistas ávidos de fama juran en su nombre. Eran tiempos en los cuales la floreciente industria marítima del siglo XVI atraía a las mejores mentes de la época.

La “nación start-up” de aquella época en esa industria fue Portugal, que dio al mundo a exploradores famosos como Fernando de Magallanes y Vasco de Gama. Al igual que hoy, muchos inventos y desarrollos marítimos surgieron de las mentes febriles de los judíos, matemáticos, físicos y cartógrafos, como Abraham Zacuto y Pedro Núnez. Ellos desarrollaron instrumentos de navegación basados en el movimiento del sol y los cuerpos espaciales, muchos años antes de la invención del GPS y la aplicación Waze.

Una pintura de Rembrandt “Hombre con vestimenta oriental”. Se piensa que el hombre en el cuadro es Shmuel Pallachi.

Una pintura de Rembrandt “Hombre con vestimenta oriental”. Se piensa que el hombre en el cuadro es Shmuel Pallachi.

Una pintura de Rembrandt “Hombre con vestimenta oriental”. Se piensa que el hombre en el cuadro es Shmuel Pallachi.

Pero los judíos no se limitaron sólo a desarrollos técnicos, sino que también experimentaron personalmente los instrumentos de navegación que inventaron. De hecho, como egresados del programa de educación estatal, que se empeñó en borrar la imagen del judío de la Diáspora, pálido y débil, y suplirla por la figura del tzabar (apodo que se da a los nacidos en Israel) esbelto y hermoso, musculoso y bronceado, es un poco difícil para nosotros imaginarnos judíos que en el exilio fuesen bravos navegantes curtidos por el sol y luchando heroicamente contra los azotes de la naturaleza y del mar. Pero en aquellos tiempos, y especialmente después de la expulsión de España en 1492, una de las ocupaciones más comunes de los judíos marranos, en Holanda y Marruecos, fue el asesoramiento y la guía de los capitanes de las embarcaciones mercantes y de los exploradores durante sus viajes marítimos. Y si nos resulta difícil imaginarnos judíos como gente de mar, mucho menos podríamos pensar en ellos como piratas.

El libro “Los Piratas Judíos”, escrito por Edward Kritzler, describe una escena fascinante y única en los anales de la historia: la historia de un grupo de piratas judíos que operaron después de la expulsión española y que asaltaban principalmente embarcaciones españolas, en represalia por la expulsión. Uno de los piratas más destacados fue Don Shmuel Pallachi, un rabino de la comunidad y capitán, embajador y pirata, espía y agente doble.

 

El Sultán de Marruecos, Ahmed El Mansour, siglo XVII.

El Sultán de Marruecos, Ahmed El Mansour, siglo XVII.

 

Pallachi nació en el año 1550, en Marruecos. Como muchos de las decenas de miles de judíos que vivían en el barrio judío, el “Malaj”, en la ciudad de Fez, su familia también fue expulsada de España. El padre de Shmuel, que oficiaba de Rabino y educador, predestinó a su hijo a que se dedicara al estudio de la Biblia y al cumplimiento de los mandamientos y así fue como se consagró como Rabino. Pero el alma de Shmuel ansiaba por extrapolar los límites de las murallas del “Malaj”. La leyenda dice que un pariente cercano despertó su imaginación con historias sobre marinos y marineros judíos, como Sinan Reis, un famoso pirata judío conocido como “El Gran Judío” que luchó junto a los hermanos Barbarosa en el marco de la flota otomana.

Volando en las alas de su imaginación, Shmuel deambuló junto a su hermano Yosef, hasta la ciudad de Tetuán, en el norte de Marruecos, donde los dos se convirtieron rápidamente en sofisticados y pícaros marinos y piratas. Los hermanos Pallachi solían atacar barcos mercantes españoles que venían de América del Sur. Luego, se disfrazaban de comerciantes españoles y vendían los bienes que acababan de robar en las ciudades portuarias españolas.

El nombre Pallachi se hizo famoso, y pronto llegó a oídos del Sultán de Marruecos, Ahmed El Mansour, apodado “El Rey Dorado”, debido a su enorme riqueza. El Sultán, que buscaba fortalecer sus lazos con la Nueva República Holandesa, nombró a Shmuel como el Embajador de Marruecos en Holanda. Además de su reputación como hombre de mar, Shmuel dominaba también varios idiomas: español, portugués, árabe y francés, lo que lo convirtió en un valioso recurso diplomático para el Sultán.

 

El Barrio Judío de Tetuán, aproximadamente en el año 1920. (Beit Hatfutsot, Centro de Archivo Visual Hoster).

El Barrio Judío de Tetuán, aproximadamente en el año 1920. (Beit Hatfutsot, Centro de Archivo Visual Hoster).

Y así fue que, en 1596, Shmuel Pallachi convirtió su profesión de pirata en diplomático, instalándose en la ciudad de La Haya, donde funcionaba el parlamento holandés y se radicaron los representantes de países extranjeros. Pallachi estableció uno de los primero minianim en la ciudad, y además de su misión diplomática ejerció también de rabino de la comunidad. La comodidad de la rutina diplomática fue interrumpida por un incidente que tuvo lugar a fines del siglo XVI, cuando el sultán marroquí, un apasionado por reliquias, le obligó a Pallachi a navegar a la ciudad de Lisboa y adquirir allí piedras preciosas a cambio de toneladas de cera. Ya por ese entonces, España había conquistado Portugal y, de hecho, dominaba toda la península ibérica. Según una de las hipótesis, Pallachi, que en ese entonces sufría de problemas financieros, les ofreció a los españoles, a cambio de dinero, informaciones confidenciales sobre la corte del Sultán. Las autoridades de la Inquisición, sospechando que el rabino judío estaba tratando de ganar tiempo para reconvertir al judaísmo a conversos y marranos, siguieron los pasos de Pallachi, quien a último momento consiguió salvarse de sus garras y escabullirse de España.

Arruinado financieramente, Pallachi emprendió el viaje de regreso a Holanda e inmediatamente después de su regreso, apeló a las ligaciones que tenía con gente en las altas esferas para que le concertaran una entrevista con el Príncipe Mauricio de Nassau, hijo de Guillermo “el Taciturno”, fundador de la República Holandesa. Pallachi le sugirió al príncipe holandés que cooperara con Marruecos contra el enemigo común: España. El príncipe, un talentoso estratega militar, que despreciaba a los españoles tanto como Pallachi, tuvo una idea. Debido a que en ese momento España y Holanda habían firmado un acuerdo de armisticio, le propuso a Pallachi establecer una flota pirata compuesta por marineros aventureros, y ellos estarían bajo la protección de Holanda pero bajo bandera de Marruecos. Pallachi, que odiaba a los españoles que lo expulsaron de España a él y sus ancestros, se entusiasmó con la idea de poder vengarse de sus verdugos. No pasó mucho tiempo, hasta que una gran flota de barcos piratas, equipada con sinagoga y una cocina casher, anclara en el puerto de Ámsterdam.

Combate marino entre una flota europea y piratas de Marruecos. Pintura de Lorenzo A. Castro, siglo XVII

Combate marino entre una flota europea y piratas de Marruecos. Pintura de Lorenzo A. Castro, siglo XVII

En el año 1614, en uno de los ataques de los piratas a los barcos españoles en alta mar, se propagó una enfermedad entre la tripulación del barco, y Pallachi se vio obligado a atracar en el puerto de Plymouth, Inglaterra. Cuando el embajador español en Londres se enteró del arribo de Pallachi, exigió que el rey inglés lo arrestara y lo ejecutara por el asalto a los barcos españoles. Pallachi compareció ante el juez inglés, quien quedó profundamente impresionado de él, y decidió dejarlo en libertad. Durante el viaje de regreso desde Inglaterra, Pallachi logró asaltar otro barco español, pero ya era el canto del cisne del anciano pirata judío. Había adquirido una grave enfermedad durante su encarcelamiento en Londres.

Don Shmuel Pallachi falleció dos años después, cuando tenía 66 años de edad. Durante su sepelio, decenas de miles de judíos y no judíos lo escoltaron hasta su entierro en un cementerio en las cercanías de Ámsterdam, con la participación del Príncipe Mauricio y su familia. En su lápida, está grabado el versículo del Libro de los Proverbios: “El que lleva el bien con Dios y con el hombre”.

The post Y El Resto Son Sólo Goim: El Pirata Judío –  Más Famoso De La Historia appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
La Historia de “Tzví Migdal”- La Más Grande Red de Prostíbulos Judíos En El Mundo https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/la-historia-de-tzvi-migdal-la-mas-grande-red-de-prostibulos-judios-en-el-mundo/ Thu, 04 Jan 2018 11:34:04 +0000 https://www.bh.org.il/?p=25049/ A fines del Siglo XIX, la palabra “América” tenía un efecto casi mágico sobre el alma de los judíos que se aglomeraban entre el Océano Báltico y el Mar Negro. Ellos no discernían sobre de cuál América se trataba, si la del Norte o la del Sur. América no era para ellos un punto geográfico [...]

The post La Historia de “Tzví Migdal”- La Más Grande Red de Prostíbulos Judíos En El Mundo appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
A fines del Siglo XIX, la palabra “América” tenía un efecto casi mágico sobre el alma de los judíos que se aglomeraban entre el Océano Báltico y el Mar Negro. Ellos no discernían sobre de cuál América se trataba, si la del Norte o la del Sur. América no era para ellos un punto geográfico en el mapa, sino una quimera, un lugar en el cual los justos se sientan y ciernen coronas de dólares sobre sus cabezas. El Premio Nobel de Literatura, Isaac Bashevis Singer, escribió en su biografía, que los judíos de Europa Oriental estaban convencidos de que en América se puede comer todos los días una naranja. Hasta tal punto.

Pero, hubo un grupo de mujeres judías para quienes América no fue para ellas la puerta de entrada al Paraíso, sino uno de los círculos del infierno. Para estas mujeres, la “América de Arriba”, sobre la cual soñaban en las noches heladas de Rusia, era el negativo de la América real, “América de Abajo”, a la cual arribaron de hecho durante la gran ola de emigración desde Europa Oriental, a principios del Siglo XX.

No es que en América del Norte la situación de las mujeres era un “paseo por el parque”, pero nuestra historia se enfoca esta vez en América del Sur. Más exactamente, en Argentina, y en su capital, Buenos Aires, el lugar en el cual se escribió uno de los capítulos más bochornosos e impactantes de la historia judía moderna.

 

Las mujeres eran conducidas a una casa que pertenecía a la organización, allí eran obligadas a desvestirse, mientras las miradas de los proxenetas observaban sus cuerpos y lastimaban sus almas. Y así, estando desnudas, las jóvenes eran vendidas en subasta pública en condición de esclavas sexuales. (Foto de “Los Impuros”, Casis Films).

Las mujeres eran conducidas a una casa que pertenecía a la organización, allí eran obligadas a desvestirse, mientras las miradas de los proxenetas observaban sus cuerpos y lastimaban sus almas. Y así, estando desnudas, las jóvenes eran vendidas en subasta pública en condición de esclavas sexuales. (Foto de “Los Impuros”, Casis Films).

Como sucede casi siempre, eran fríos cálculos económicos de oferta y demanda que condujeron al oprobio. A fines del siglo XIX, Argentina se convirtió en una de las economías líderes en el mundo, y hasta recibió el apodo de “Granero del Mundo”, gracias a su prodigiosa producción agrícola. Rápidamente, el país del tango recibió un aluvión de inmigrantes y, entre ellos, a muchos judíos. Los números hablan de por sí. En 1985, habitaban en el país unos 6.000 judíos, y en menos de veinte años después, en 1914, ya eran alrededor de 117.000. La que experimentó un crecimiento increíble fue la ciudad de Buenos Aires, a la cual se dirigieron no sólo los judíos, sino también multitudes de inmigrantes provenientes de todas partes del mundo. El dato relevante a nuestra historia, es la proporción entre hombres y mujeres que se produjo en la ciudad: había veinte hombres por cada mujer.

Esta fue la señal para mostrar patriotismo y rápidamente proporcionar la mercadería, propiamente hablando. La demanda creciente de mujeres dio origen a la organización “Tzví Migdal” – un poderoso conglomerado de prostíbulos que fue creado por los inmigrantes judíos polacos. “Tzvi Migdal”, llamado así en honor a uno de sus fundadores, fue considerado a principios del Siglo XX, como una de las redes de prostitución más exitosas en América del Sur, con sucursales en todo el mundo – desde Shanghái, pasando por Johannesburgo y hasta Río de Janeiro. En su apogeo, la organización “empleó” a decenas de miles de mujeres, administró unos dos mil prostíbulos y elaboró un mecanismo sumamente organizado, que obedecía a leyes estrictas propias del mundo de la delincuencia. Y todo él judío. Nuestro.

 

Inmigrantes judíos provenientes de Polonia, al bordo del barco “Alcántara”, en dirección a Argentina, 1929 (Beit Hatfutsot, el Centro Oster de Documentación Visual, por gentileza de Itzjak Baum, Tel Aviv).

Inmigrantes judíos provenientes de Polonia, al bordo del barco “Alcántara”, en dirección a Argentina, 1929 (Beit Hatfutsot, el Centro Oster de Documentación Visual, por gentileza de Itzjak Baum, Tel Aviv).

 

El centro principal de la red, se creó en Buenos Aires. Tras la fachada de una organización de caridad, se organizaron un grupo de proxenetas judíos (los llamaban “rufianes”), que vendieron, explotaron y prostituyeron a mujeres judías, y todo ello por dinero. La organización adoptó una estrategia de marketing original. Cada tantas semanas, se enviaba un gentleman judío, con apariencia de una persona gentil y honrada, a las comunidades judías en Europa Oriental. El hombre divulgaba en la comunidad anuncios en los cuales se decía que buscaba “doncellas de buena familia”, para trabajar en las casas de judíos ricos en Argentina, o novias para contraer matrimonio. En aquellos tiempos, la doctrina feminista estaba aún encallada en el embotellamiento patriarcal, y las posibilidades de empleo futuro de una joven judía media en Europa Oriental se limitaban a dos posibilidades: o cuidado de bebés, o ama de casa que criaba sus bebés. No sorprende entonces, que muchas jóvenes respondieron positivamente a los anuncios.

Ya durante el largo viaje marítimo a América del Sur, las jóvenes fueron encarceladas, violadas, golpeadas y pasaron hambre. Los proxenetas judíos lo llamaban a este trato “reeducación”, y los viajes fueron llamados “remonte” – un término tomado del léxico propio del campo del ganado. Una vez que desembarcaron en Buenos Aires, se abrieron aún más las puertas del infierno, y las jóvenes fueron conducidas como se conduce una manada para su degollamiento. Las jóvenes fueron alojadas en una casa que pertenecía a la organización, allí se les obligó a desnudarse, mientras que las miradas de los proxenetas observaban sus cuerpos y lastimaban sus almas. Y así, en cuanto estaban desnudas, las jóvenes eran vendidas en subasta pública como esclavas sexuales. El “ganador” que ofrecía el precio más alto, se llevaba consigo a la pobre muchacha, que desde ese momento se había convertido en su propiedad privada. Entre los invitados permanentes de la subasta, había también gente del gobierno – autoridades, jueces y periodistas – que en su mayoría eran también parte de los clientes.

Las relaciones entre las autoridades de la comunidad judía argentina y los proxenetas eran complicadas. Por un lado, se los llamaba “Los Impuros”, y muchos de los integrantes de la comunidad no querían ningún contacto con ellos, y llamaban a no alquilarles o venderles propiedades. Por otro lado, los proxenetas querían pertenecer a la comunidad, participar en las ceremonias religiosas, en los actos y conmemorar festividades en el marco de la comunidad. Debido a que su mundo de valores comenzaba y terminaba en dinero, pensaron los proxenetas que si donaban dinero a las entidades necesitadas de la comunidad, serían recibidos como miembros de la misma.

 

Proxenetas judíos, que dinero en efectivo no era un problema para ellos, construyeron una lujosa sinagoga en el corazón del barrio judío de Buenos Aires. En el piso térreo, funcionaba la sinagoga, y en el segundo piso, el prostíbulo.

Proxenetas judíos, que dinero en efectivo no era un problema para ellos, construyeron una lujosa sinagoga en el corazón del barrio judío de Buenos Aires. En el piso térreo, funcionaba la sinagoga, y en el segundo piso, el prostíbulo.

 

Al principio les funcionó, hasta que una noche, un conocido activista sionista, llamado Najum Sorkin, se plantó frente al teatro judío y les prohibió la entrada. Desde ese momento, la comunidad comenzó a rechazarlos y, en poco tiempo, les prohibieron la entrada a las sinagogas de la comunidad y no les permitieron que fueran enterrados en su cementerio. Pero los rufianes judíos, que dinero en efectivo no era un problema para ellos, no se rindieron y construyeron una sinagoga lujosa en el corazón del barrio judío de Buenos Aires. El piso térreo se dedicó a la sinagoga y en el segundo piso funcionaba el prostíbulo. Arriba pecan, y abajo se pide perdón por los pecados – todo en el mismo paquete. En el evento de inauguración de la sinagoga, los rufianes judíos salieron a la calle con los rollos de la Torá e hicieron las “hakafot” (vueltas) alrededor del edificio. Todo ello a la vista de los atribulados vecinos, que no se animaron a evitar la manifestación.

La organización “Tzví Migdal” consiguió activar durante más de 40 años, sin inconvenientes. El principal motivo de su éxito reside en el hecho de que, sus dirigentes, no titubearon en sobornar a todo aquél que podría ser considerado una amenaza a sus actividades: funcionarios de inmigración en los puertos; policías y jueces que se preocuparon de frenar todo intento de cerrar la organización, además de políticos y funcionarios de la municipalidad que proporcionaron los documentos de certificación para el funcionamiento de los prostíbulos.

La caída de “Tzví Migdal” se debe atribuir a la actitud y acción de tres personas: a una de las prostitutas judías, a un oficial de policía y a un juez. En el año 1922, embarcó Raquel Liberman, junto a sus dos hijos pequeños, en el barco “Polania”, que anclaba en el puerto de Hamburgo. El destino: Buenos Aires, donde la aguardaba su esposo, Yaacov Farber, un sastre judío que había llegado un año antes a la tierra de los gauchos para buscar sustento para su familia. Un rápido ollar en la correspondencia que intercambiaron Raquel y su marido, nos muestra que ella pensaba que la esperaba un futuro brillante del otro lado del mar. Nada la había preparado para los acontecimientos que se sucedieron más tarde. Unos meses después de su desembarcó en Buenos Aires, su marido falleció de tuberculosis. La joven viuda, se encontró de repente en un nuevo país, con dos niños pequeños y sin saber el idioma. Rápidamente llegó a una situación económica angustiante y se vio obligada a vender su cuerpo.

 

(photo) Poco después de su casamiento, entendió Raquel Liberman que le tendieron una trampa. Su nuevo marido era un sádico siniestro, que la obligó, haciendo uso de la violencia, a volver a trabajar como prostituta.

Poco después de su casamiento, entendió Raquel Liberman que le tendieron una trampa. Su nuevo marido era un sádico siniestro, que la obligó, haciendo uso de la violencia, a volver a trabajar como prostituta.

 

A lo largo de los años como prostituta en la red de “Tzví Migdal”, consiguió Raquel juntar un pequeño capital. Compró un departamento y aún montó un pequeño negocio. Cuando pretendió comprar su libertad pagando por ella, la gente de “Tzví Migdal” la engañaron. Le enviaron un hombre desconocido y carismático que la hechizó con su apariencia. Raquel se enamoró del misterioso desconocido y después de poco tiempo el hombre la pidió en matrimonio. Poco después de su casamiento, entendió que le tendieron una trampa. Su nuevo marido era un sádico siniestro, que la obligó, haciendo uso de la violencia, a volver a trabajar como prostituta.

Raquel dio un paso valiente, nacido de su profunda desesperación, y se dirigió a un oficial de policía, de nombre Julio Alsogaray, que era conocido por su honestidad. Ella le presentó una seria de pruebas contundentes contra los dirigentes de la organización. La documentación fue dirigida al Juez, Dr. Manuel Rodríguez Ocampo, que se resistió a los intentos de soborno que le ofrecieron los dirigentes de “Tzví Migdal”.

En el mes de septiembre de 1930 concluyó el juicio, que incluyó 108 cargos de acusación contra los dirigentes de la organización. “La existencia de la organización Tzví Migdal es un peligro real para nuestra sociedad”, escribió el Juez Ocampo en su veredicto, y determinó largas sentencias de encarcelamiento para los acusados. Gracias a la presión pública, fueron encarcelados cientos de proxenetas judíos y muchos fueron deportados a Uruguay y a otros países de América Latina. A fines de los años 30, se cerró definitivamente la organización “Tzví Migdal” y dejó de existir. Las cicatrices que dejó en el alma y el cuerpo de decenas de miles de jóvenes judías, ya no tenían cura.

 

The post La Historia de “Tzví Migdal”- La Más Grande Red de Prostíbulos Judíos En El Mundo appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
De Los Discursos Notables: Los Seis Millones De Fiscales De Guidón Hausner https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/de-los-discursos-notables-los-seis-millones-de-fiscales-de-guidon-hausner/ Thu, 30 Nov 2017 08:25:54 +0000 https://www.bh.org.il/?p=24552/ Traducción al español: Kalman Gabay En una mañana gris del 11 de abril de 1961, a las 9 de la mañana, una figura delgada, de cabellera rala, vestida de traje y llevando lentes oscuros, ingresó a la cabina de vidrio en la sala del Beit Haam, en Jerusalén. Se sintió el murmullo de la audiencia [...]

The post De Los Discursos Notables: Los Seis Millones De Fiscales De Guidón Hausner appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
Traducción al español: Kalman Gabay

En una mañana gris del 11 de abril de 1961, a las 9 de la mañana, una figura delgada, de cabellera rala, vestida de traje y llevando lentes oscuros, ingresó a la cabina de vidrio en la sala del Beit Haam, en Jerusalén. Se sintió el murmullo de la audiencia presente. El hombre se sentó, mostrando un ligero espasmo en la comisura de sus labios. Las cámaras de la televisión se enfocaron en sus delicados dedos, esos que hace 75 años atrás, firmaron con pulso firme uno de los documentos más siniestros e infames de la historia de la humanidad. Ese hombre era Adolf Eichmann. Hace 27 años, el 15 de noviembre de 1990, falleció Guidón Hausner, el Procurador General en el juicio de Eichmann, y que pronunció uno de los discursos de apertura más icónicos en la historia del Pueblo Judío y del Estado de Israel.

La primera semana del juicio de Adolf Eichmann, el arquitecto de la “Solución Final” al problema judío, se dedicó a los detalles técnicos – discusiones sobre la legalidad de los procedimientos de captura y arresto del acusado; la autoridad del Estado de Israel para juzgarlo, y otros asuntos de carácter legal. De los aparatos de radio en todas y cada una de las casas, emanaba la voz inolvidable y el acento típico de Hausner, que se adueñaría de la onda radial durante los próximos meses. Él era el Procurador General del Estado y el fiscal principal en el juicio a Eichmann. Miles de personas se reunieron frente a las pantallas de televisión que se instalaron en el exterior del Monasterio Ratisbona, en el barrio de Rejavia, Jerusalén, asistiendo a los debates que se desarrollaban en el pequeño recinto del tribunal, atiborrado de espectadores. Entre los que seguían los debates ante las pantallas, estaban dos jóvenes alumnos, Tamar y Amós, que desertaron de la escuela para ver a su padre, Guidón, entrar en la historia.

Durante esa primera semana de debates procedurales en el juicio, Hausner continuó trabajando sobre el discurso de apertura. El primer esbozo, fue enviando al entonces Primer Ministro de Israel, David Ben Gurión, quien escribió sus comentarios y sugerencias, que Hausner consideró cuidadosamente, aunque había tomado la determinación de asumir las decisiones finales por cuenta propia.

La noche anterior al gran discurso, los niños Tamar y Amós estaban escuchando a escondidas detrás de la puerta del dormitorio de sus padres. Hausner estaba aún empeñado en finalizar su discurso. De vez en cuando despertaba a su esposa, Yehudit, y le pedía su opinión. Luego, volvía a sus papeles, reescribiéndolos y corrigiéndolos una y otra vez. (Tami Ravé, abogada e hija de Hausner, relato este episodio años más tarde, durante una entrevista periodística). A las 2 de la mañana, Yehudit escuchó la versión final, que horas más tarde haría estremecer los corazones de millones de judíos en todo el mundo: “Cuando estoy aquí, frente a ustedes, Jueces de Israel, para dirigir el enjuiciamiento de Adolf Eichmann, no estoy solo. Conmigo están seis millones de fiscales. Pero ellos no pueden ponerse de pie y señalar con dedo acusador al que está sentado en el banquillo y gritar: ¡Yo acuso!, porque sus cenizas están dispersas en las colinas de Auschwitz y en los campos de Treblinka; fueron llevadas por las corrientes de los ríos de Polonia. Sus tumbas están dispersas a lo largo y ancho de Europa. ¡Su sangre clama! pero su voz no se escucha. Por lo tanto, seré su portavoz y, en su nombre, formularé la increíble acusación”. Yehudit le dio su aprobación final. Tamar y Amós volvieron a sus camas y el silencio reinó en la casa.

En el prefacio de la nueva edición del libro de Hausner “Justicia en Jerusalén”, el entonces Presidente de Israel, Shimón Peres, escribió:

“El corazón de la nación se estremeció cuando Hausner pronunció su discurso de apertura en el histórico e inolvidable juicio, que se grabó para siempre en los anales de la historia. En ese momento, cada judío se sintió profundamente identificado con el fiscal. Porque él no estaba hablando solamente en nombre de las víctimas, sino también en nombre de cada judío y en nombre de cada hombre y mujer con valores éticos y humanos en todo el mundo. Su discurso feroz y profundo, fue la voz de la justicia, de la moral y de la imagen de Dios personificada, frente al hombre en la cabina de vidrio, que representaba el más puro mal del diabólico monstruo nazi, sin parangón en la historia de la humanidad”.

Hausner leyó su discurso durante dos días. Fue transmitido en vivo por la radio. Las históricas palabras de Hausner, despertaron en cientos de miles de oyentes, no sólo el recuerdo de experiencias personales amargas, reprimidas durante años, entre los sobrevivientes del Holocausto, sino también un profundo y chocante dolor, entre todos aquellos que nunca habían escuchado, de manera tan tangible, sobre la verdad de lo sucedido, el horror de los hechos. Al día siguiente, cuando Hausner terminó de pronunciar el discurso de apertura, el pueblo de Israel – a pesar de su tremenda angustia y dolor, salió a la calles a festejar el 13° aniversario de la Independencia del Estado de Israel.

 

The post De Los Discursos Notables: Los Seis Millones De Fiscales De Guidón Hausner appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
El Viaje Maravilloso De Keter Aram Tzuva, Desde Alepo A Jerusalén https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/mishel-mishel-el-viaje-maravilloso-de-keter-aram-tzuva-desde-alepo-jerusalen/ Thu, 30 Nov 2017 07:41:41 +0000 https://www.bh.org.il/?p=24549/ Traducción al español: Kalman Gabay Esta es la maravillosa historia del manuscrito más antiguo de la Biblia, el diamante de la corona. Como corresponde a quien refleja en sus páginas la epopeya bíblica plena de drama y misterio, su historia también está compuesta de innumerables tramas y giros sorprendentes. La Festividad de Simjat Torá nos [...]

The post El Viaje Maravilloso De Keter Aram Tzuva, Desde Alepo A Jerusalén appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
Traducción al español: Kalman Gabay

Esta es la maravillosa historia del manuscrito más antiguo de la Biblia, el diamante de la corona.

Como corresponde a quien refleja en sus páginas la epopeya bíblica plena de drama y misterio, su historia también está compuesta de innumerables tramas y giros sorprendentes. La Festividad de Simjat Torá nos brinda la magnífica oportunidad de conocer la fascinante historia del “Keter Aram Tzuva”, (La Corona/Códice de Alepo), la edición más antigua del Libro de los Libros.

En 1943, un joven judío de origen alepín, llamado Ytzjak Shamush, fue invitado a presentarse en las oficinas del directorio de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Emocionado por la invitación, llegó a la sala en la cual estaban dos personajes de alto rango de la cúpula sionista – el Presidente de la Universidad, el Sr. Yehudá Magnes, y el Sr. Ytzjak Ben Tzvi, miembro del Ejecutivo de la Agencia Judía.

Ambos, rodeados de un aura misteriosa de secretos, le confiaron al joven una misión extremadamente importante: cruzar la peligrosa frontera del Líbano y, bajo una identidad falsa, subir al tren que lo conduciría a su ciudad natal, Alepo, en Siria. Allí, él debería convencer a los líderes de la comunidad judía que le permitan llevarse el manuscrito más antiguo y raro de la Biblia, conocido como el Keter de Aram Tzuva (Corona / Códice de Alepo – Aram Tzuva es el nombre antiguo de Alepo) y traerlo a Jerusalén.

El más antiguo y raro manuscrito de la Biblia. Códice Aram Tzuva (CC BY 2.5   ברי"א, ויקיפדיה)

El más antiguo y raro manuscrito de la Biblia. Códice Aram Tzuva (CC BY 2.5   ברי”א, ויקיפדיה)

 

Ytzjak Shamush, descendiente de una distinguida familia alepín de alta alcurnia, salió del encuentro profundamente emocionado. Su hermano más joven, el escritor Amnón Shamush, relata en sus memorias cómo Ytzjak se debatió durante días y noches, si debía asumir la misión que le fuera encomendada. Por un lado, estaba agradecido de que personas tan importantes le concediesen a él, una persona simple, el privilegio de participar en el esfuerzo sionista de concentrar los bienes espirituales del Pueblo Judío en Eretz Israel. Por otro lado, como padre de dos hijos y como hijo de su madre viuda, era consciente de que el viaje estaría plagado de inconvenientes, sería sumamente peligroso y podría costarle la vida. Además, la posibilidad de que los líderes de la comunidad de Alepo se prestaran a darle el manuscrito, era prácticamente nula. De niño, creció bajo la advertencia que aparece en la primera página del antiguo manuscrito: “Sagrado para Dios, no se venderá ni se redimirá por los siglos de los siglos. Bendito sea el que lo cuida y maldecido el que lo robe y maldecido el que lo compre”. Estaba prohibido mover el Códice de su lugar bajo ninguna condición. Eso también lo sabía Ytzjak por la leyenda que se transmitía de padres a hijos, de que el día que se saque el Códice de Alepo de la ciudad, ésta sufriría de calamidades y sería destruida.

A pesar de ello, Ytzjak puso su vida en sus manos y partió. Cruzó la frontera del Líbano y desde allí siguió en tren hasta Alepo. Pocos días más tarde, se presentó ante el consejo de la comunidad y transmitió el pedido. El comité, compuesto por ancianos y sabios de la comunidad, recibió a Ytzjak con el debido respeto, pero después de acalorados debates que llegaron a tonos subidos, la decisión de los líderes de la comunidad fue clara y firme: el Códice, conservado en una caja de metal oculta en uno de los siete salones de la antigua sinagoga, “Sala El Profeta Eliahu”, no se movería de su lugar.

 

Sinagoga Aram Tzuva, Alepo, Siria, otoño de 1947. Beit Hatfutsot, el Centro Oster de Documentación Visual

Sinagoga Aram Tzuva, Alepo, Siria, otoño de 1947. Beit Hatfutsot, el Centro Oster de Documentación Visual

 

Un grupo de cultos jóvenes de Alepo, de la misma generación y antiguos amigos de Ytzjak, se enfurecieron con la decisión, porque entendían que el lugar del Códice de Alepo no era nada seguro en su ciudad. Ellos le propusieron a Ytzjak un programa para obviar la decisión de los líderes de la comunidad: “Tú nos dices el número del furgón y de tu compartimiento en el tren, y lleva contigo en lugar de tu maleta personal, una maleta grande y vacía, y nosotros te traeremos el Códice, cuyo lugar seguro está en la Santa Jerusalén”. Ytzjak, que tenía presente las advertencias escritas en la primera página del Códice, no se tentó. “No lo sacaré robándolo”, les respondió enfáticamente.

Cuando regresó a Israel, les transmitió a Ben Tzví y a Magnes la decepcionante noticia. Hasta su último día no olvidará la respuesta de Ben Tzví que partió su corazón: “Es una pena que enviamos a una persona honesta”, dijo quien sería años más tarde el segundo Presidente del Estado de Israel.

Ben Tzví era un judío ateo que no creía en las supersticiones y en los mitos distópicos. Lo que tenía en mente era su deseo por el conocimiento y el valor cultural de la empresa sionista en su afán por la concentración de manuscritos hebreos en la naciente patria del Pueblo Judío. Como escribió el periodista Mati Friedman en su libro “El Misterio del Códice de Alepo”, Ben Tzví tenía “obsesión por los antiguos libros de Oriente”. De hecho, ¿qué es más valioso que el diamante de la corona, sino la corona misma?

Una página del Códice de Alepo, de la Parashá “Y esta es la Bendición” (Por gentileza del Instituto Ben Tzví)

Una página del Códice de Alepo, de la Parashá “Y esta es la Bendición” (Por gentileza del Instituto Ben Tzví)

 

La historia del nacimiento del Códice de Alepo comienza cientos de años después de la destrucción del Templo (70 DC), cuando los sabios de Tiberíades se reúnen para editar la versión más confiable del texto bíblico. El proyecto, que se prolongó por decenas de años, a través de los cuales recopilaron y editaron las tradiciones que se transmitían oralmente, concluyó con un libro al cual se lo llamó “la corona” – el texto sobre el cual se basarían todas las copias de la Biblia desde ese momento en todo el mundo.

La corona, así como el pueblo al cual pretendía preservar y dirigir, sufrió muchas dificultades. A comienzo del siglo XI, el documento fue transferido de Tiberíades a la comunidad caraíta de Jerusalén. Allí, en 1099, fue robado por los cruzados, que lo pusieron a la venta. Las noticias de Jerusalén llegaron a la acaudalada comunidad judía de El Cairo. Recaudaron una suma de dinero considerable y lo redimieron. Esta fue la primera vez que se violó el juramento que figuraba en las advertencias “No redimirás”.

En Egipto, el Códice fue la única edición en la cual se confiaba Maimónides para escribir su importante código de leyes: “Mishné Torá”. Alrededor del Siglo XIV, David Bar Yehoshúa, nieto del biznieto de Maimónides, se trasladó a Alepo (Aram Tzuva), en Siria, y llevó el Códice con él. Nadie sabe por qué causa Bar Yehoshúa decidió sacar el documento de su lugar y transgredir el juramento por segunda vez. Una de las hipótesis alega que, en ese tiempo, el imperio mameluco conquistó Egipto y David Bar Yehoshúa quiso sacar el Códice de la zona de peligro. De cualquier manera, el Códice de Alepo se guardó durante cientos de años dentro de un cofre de hierro, colocado en una especie de nicho en la antigua sinagoga de la ciudad. A su llegada a la ciudad, se convirtió en el brillante de la corona de la comunidad judía, y de ese momento surgió la leyenda que el día que el Códice deje la ciudad, ésta será destruida.

Profesor Cassuto. Los rumores sobre la pérdida del Códice llegaron a sus oídos

Profesor Cassuto. Los rumores sobre la pérdida del Códice llegaron a sus oídos

 

Avanzamos en el tiempo hasta el 1 de diciembre de 1947. Tras la Resolución de la ONU del establecimiento de un Estado Judío en Eretz Israel, se desatan disturbios en la ciudad de Alepo y la muchedumbre incendia todas las sinagogas de la ciudad. Poco a poco, trascienden los trágicos rumores de que en la antigua sinagoga encontraron el cofre en el cual estaba el Códice, rompieron el candado y las hojas se dispersaron en todas las direcciones. La terrible noticia llegó a los oídos del gran erudito bíblico, Prof. Moshé David Cassuto, quien publica un artículo en el periódico Haaretz, en el cual expresa su pesar por la “corona” perdida y se despide del documento. Años más tarde, el escritor Amnón Shamush relatará cómo su hermano Ytzjak entró en la casa con el periódico en la mano y se lo leyó a su esposa, sosteniendo la cabeza entre sus manos, y dice llorando: “¿Qué hice? ¡La “corona” se quemó y ya no existe más! ¡Hice algo que no tiene perdón!”

Algunos meses después de los disturbios, inmigrantes judíos de Alepo relataron que, contrariamente a lo que fue divulgado, el Códice no se había quemado ni se había perdido. Los líderes de la comunidad fueron los que divulgaron los rumores, para engañar a los depravadores y que los árabes no busquen el Códice y no lo damnifiquen. No pasó mucho tiempo hasta que comenzaron a llegar señales de la desgarrada comunidad de Alepo, de que el Códice estaba escondido en un lugar seguro. La noticia trajo la tranquilidad deseada al alma perturbada de Ytzjak. Pero entonces, se hizo la siguiente hipotética pregunta: ¿Si lo hubiera sacado robado con la ayuda de los jóvenes de la comunidad, y cuatro años después hubieran estallado los disturbios – acaso nadie no hubiera pensado que Ytzjak Shamush se llevó el Códice y trajo las calamidades por sus propias manos?

 

La sinagoga de Alepo, después de haber sido incendiada, en 1947

La sinagoga de Alepo, después de haber sido incendiada, en 1947

Finalmente, en el segundo día del mes de Shvat de 5718 (1958), después de más de diez años de su desaparición, y después de una misión secreta que duró casi medio año, llegó el Códice a Jerusalén. Su salvador fue Mordejai Ben Ezra Pajam, un judío de Alepo, de nacionalidad iraní y que fue expulsado de Siria. Antes de partir, Mordejai recibió secretamente el codiciado libro de manos de los líderes de la comunidad, para que lo lleve clandestinamente a Israel. La familia Pajam partió de Alepo en dirección a Estambul, con destino final: Israel. Entre sus pertenencias, dentro de una vieja máquina de lavar ropa, fue escondido el manuscrito. Sarina Pajam, esposa de Mordejai, relata así los acontecimientos que se sucedieron: “El Códice estaba dentro de una bolsa de tela. Encontré un retazo de tela blanca y con ella envolví el documento. Lo até y lo puse dentro de la máquina de lavar ropa y, por encima, una bolsa con granos, cebollas y ropa”.

Por alguna razón, cuando llegó a Israel, la “corona” dejó de interesar a los líderes del sionismo, ocupados con la política, el poder y otros asuntos “terrenales”. Como todas las grandes amadas en el transcurso de la historia, el caballero cruza continentes para alcanzarlas, pero cuando ha terminado la búsqueda, pierde su sentido, y así ocurrió con el Códice. Simplemente fue olvidado y descuidado. El manuscrito estaba en malas condiciones debido a su trajín de escondite a escondite, de una mano a otra mano, y durante diez años permaneció como un artefacto inútil en el Instituto Ben Tzví, llamado así en nombre de la persona que incansablemente se empeñó en traerlo a Israel.

Durante casi treinta años estuvo el Códice almacenado en los depósitos del instituto, dentro de un armario, envuelto en la tela. La falta de mantenimiento adecuado, provocó daños a los restos de este valioso manuscrito, y algunas partes del documento se volvieron ilegibles. Ytzjak Shamush, que sentía su alma ligada con esta antigua escritura, se empeñó en cambiar su situación, pero fue en vano y no encontró quién escuchara su reclamo, aunque recurrió a las más altas esferas del país. Ytzjak falleció a la edad de 55 años.

De la serie televisiva “Mishel Ezra Safra y sus hijos” (Archivo de la televisión israelí)

De la serie televisiva “Mishel Ezra Safra y sus hijos” (Archivo de la televisión israelí)

Quien corrigió este error histórico, y trajo a conocimiento del público en general la importancia del Códice, fue su hermano, el escritor Amnón Shamush, que escribió la novela “Mishel Ezra Safra y sus hijos”, que cuenta la historia de la “corona”. El libro fue adaptado a la televisión a principios de la década de 1980. La exitosa serie televisiva que lleva el mismo nombre del libro, fue transmitida por el único canal de televisión que existía en aquella época y, con los años, adquirió una envergadura histórica y mitológica. “La novela de ficción la escribí con mi cabeza llena de recuerdos e informaciones sobre la comunidad judía de Alepo”, dijo Shamush, “En los años 1970, durante los cuales escribí la novela, en dos partes, yo sabía sobre el manuscrito gracias a los rumores que se sucedían y a los acontecimientos que me relataba mi hermano, z”l. No investigué ni comprobé los hechos. No pensamos entonces cuán grande es la confusión entre la verdad histórica y la especulación de la ficción”.

En 1986, el círculo se cerró. El Códice de Alepo fue devuelto a Jerusalén y está ubicado en el lugar que le corresponde y le honra, en el imponente edificio del “Santuario del Libro”, en el Museo de Israel. En contrapartida, la ciudad de Alepo se convirtió, por causa de la guerra civil en Siria, en un símbolo de crueldad, destrucción, matanza, sufrimiento y hambre. La UNESCO reconoció al Códice de Alepo como un Bien Cultural de la Humanidad en 2016. Amnón Shamush aún escribe, aunque perdió la vista en los últimos años. Tiene 88 años de edad.

The post El Viaje Maravilloso De Keter Aram Tzuva, Desde Alepo A Jerusalén appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
El Secretario General de la ONU, António Guterres, cerró su visita a Israel con un discurso en el Beit Hatfutsot https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/el-secretario-general-de-la-onu-antonio-guterres-cerro-su-visita-israel-con-un-discurso-en-el-beit-hatfutsot/ Mon, 04 Sep 2017 07:28:15 +0000 https://www.bh.org.il/?p=23103/ Antes de dirigirse al Aeropuerto de Ben Gurión, concluyendo su visita de tres días en Israel y en los territorios palestinos, tuvimos el honor de recibir en el Beit Hatfutsot al Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, el Sr. António Guterres, quien visitó las dependencias del museo y pronunció aquí el discurso [...]

The post El Secretario General de la ONU, António Guterres, cerró su visita a Israel con un discurso en el Beit Hatfutsot appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>

Antes de dirigirse al Aeropuerto de Ben Gurión, concluyendo su visita de tres días en Israel y en los territorios palestinos, tuvimos el honor de recibir en el Beit Hatfutsot al Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas, el Sr. António Guterres, quien visitó las dependencias del museo y pronunció aquí el discurso que incluía las conclusiones de su visita a la región.

El Sr. Guterres, que llegó acompañado por el Representante Permanente de Israel ante la ONU, el Embajador Danny Danón, fue recibido por Irina Nevzlin, Presidenta de la Junta de Directores de Beit Hatfutsot; Dan Tadmor, Director General del Museo del Pueblo Judío; y por el General de División (R) Eitán Ben Eliahu, Copresidente de la Junta de Gobernadores de Beit Hatfutsot.

El Sr. Guterres recibió un presente especial por parte del Museo del Pueblo Judío – un libro que relata la historia de la comunidad judía en Portugal, su país natal.

La Sra. Nevzlin saludó a nuestro honorable visitante durante su discurso dirigido a la comitiva que lo acompañaba: “Sr. Guterres, le damos la bienvenida hoy como un socio y como un amigo poseedor de un espíritu afín a nuestros objetivos. Su larga foja de servicios en su país y en el mundo, se han basado en valores que definen su carácter: una profunda compasión por la humanidad, una convicción pluralista de que todas las personas merecen la oportunidad de realizar su potencial, sin diferencias de raza, nación, fe, color o sexo, y la eterna esperanza de que el progreso se puede alcanzar si tenemos el coraje de hacerlo realidad”.

El Sr. Guterres, dirigiéndose a los presentes, dijo: “Me siento honrado de hablarles hoy, después de visitar el Museo del Pueblo Judío, que cuenta una historia que se extiende a lo largo de milenios y que se escribió en todos los rincones del mundo. El notable y rico mosaico que se exhibe, es un legado judío, pero es también una parte importante del patrimonio colectivo de la humanidad, un escaparate de su cumbre más alta y de su fondo más profundo”.

El Sr. Guterres continuó su discurso condenando el antisemitismo, y el hecho de que “tantas comunidades donde los judíos vivieron y sobrevivieron por tantos siglos, ya no existen, debido a incontables oleadas de persecución y genocidio”. Dijo sentirse avergonzado de que su propio país, Portugal, “esté manchado por esta historia”.

Señaló también, que “cuando llegué a ser Primer Ministro de Portugal, en 1995, sentí que era mi deber demostrar el remordimiento de mi país por la Inquisición Portuguesa y siglos de ataques despiadados contra los judíos. En 1996, el Parlamento revocó el decreto de expulsión. Este fue un acto ciertamente simbólico, pero el espíritu de arrepentimiento era genuino”. Y agregó a continuación: “Me emocionó profundamente el elocuente testimonio guardado en el Museo sobre la historia de los judíos portugueses, su situación y sus logros en todo el mundo”.

A la vez que condenaba el antisemitismo, Guterres incluyó como tal a “cualquier llamado a la destrucción de Israel”. Y agregó: “Israel es un estado miembro de la Organización de las Naciones Unidas, y asume todas responsabilidades y goza de todos los derechos como todos los estados miembros, por lo que debe ser tratado como tal”.

UN Secretary General, Mr. António Guterres (Photo: Aviv Hofi)

UN Secretary General, Mr. António Guterres (Photo: Aviv Hofi)

Irina Nevzlin, Antonio Guterres and Danny Danon at Beit-Hatfutsot (photo: Aviv Hofi)

Irina Nevzlin, Antonio Guterres and Danny Danon at Beit-Hatfutsot (photo: Aviv Hofi)

Book editor: Haim Ghiuzeli, director of the Databases Department | Graphic design: Neta Harel, director of Graphic Design

The post El Secretario General de la ONU, António Guterres, cerró su visita a Israel con un discurso en el Beit Hatfutsot appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
Los alumnos que ganaron el Concurso “Mi Historia Familiar”, tuvieron un encuentro con el Presidente del Estado de Israel https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/los-alumnos-que-ganaron-el-concurso-mi-historia-familiar-tuvieron-un-encuentro-con-el-presidente-del-estado-de-israel-2/ Thu, 17 Aug 2017 11:52:38 +0000 https://www.bh.org.il/?p=22853/ El Concurso Internacional “Mi Historia Familiar”, en nombre de Manuel Hirsch Grosskopf, z”l, se llevó a cabo por 22ª vez en el Beit Hatfutsot, El Museo del Pueblo Judío. Veinticinco alumnas y alumnos, tanto de Israel como del mundo entero, llegaron a la etapa final del concurso. Dos de ellos, Gabriel Yermiahu Dazli, de Jerusalén [...]

The post Los alumnos que ganaron el Concurso “Mi Historia Familiar”, tuvieron un encuentro con el Presidente del Estado de Israel appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
El Concurso Internacional “Mi Historia Familiar”, en nombre de Manuel Hirsch Grosskopf, z”l, se llevó a cabo por 22ª vez en el Beit Hatfutsot, El Museo del Pueblo Judío.

Veinticinco alumnas y alumnos, tanto de Israel como del mundo entero, llegaron a la etapa final del concurso. Dos de ellos, Gabriel Yermiahu Dazli, de Jerusalén y Daniela Glikot de California, tuvieron el honor de encontrarse con el Presidente del Estado de Israel, Reuvén (Ruvi) Rivlin, en la Residencia Presidencial en Jerusalén, y le contaron detalles del proceso de su trabajo. Gabriel fue recibido muy cálidamente por los empleados de la Residencia Presidencial, dado que su madre trabaja, ya hace varios años, en la sección del Archivo de la Residencia Presidencial.

Gabriel le contó al presidente la historia de su bisabuelo, quien llegó de Etiopía a Israel a finales del siglo XIX, una historia personal muy especial.

Daniela, que llegó a Israel junto a su familia para celebrar el Bar Mitzvá de su hermano, tuvo la oportunidad de explayarse ampliamente sobre el proceso de elaboración de su trabajo, refiriéndose también a las festividades que más le agradan y a los principios judíos que rigen su vida.

The post Los alumnos que ganaron el Concurso “Mi Historia Familiar”, tuvieron un encuentro con el Presidente del Estado de Israel appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>
LA FUNDACIÓN TAUBE OTORGA UNA CONTRIBUCIÓN DE 5 MILLONES DE DÓLARES AL BEIT HATFUTSOT https://www.bh.org.il/noticias-en-espanol/la-fundacion-taube-otorga-una-contribucion-de-5-millones-de-dolares-al-beit-hatfutsot/ Thu, 17 Aug 2017 11:48:47 +0000 https://www.bh.org.il/?p=22850/ Para contactos: Samantha Kupferman, West End Strategy Team skupferman@westendstrategy.com Oficina: 212.498.9300; Cell: 202.215.9260  La Fundación Taube anunció su determinación de contribuir con 5 millones de dólares para el Beit Hatfutsot – el Museo del Pueblo Judío. Esta generosa donación le permitirá al Beit Hatfutsot – el Museo del Pueblo Judío, comenzar la última etapa de [...]

The post LA FUNDACIÓN TAUBE OTORGA UNA CONTRIBUCIÓN DE 5 MILLONES DE DÓLARES AL BEIT HATFUTSOT appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>

Para contactos:

Samantha Kupferman, West End Strategy Team
skupferman@westendstrategy.com
Oficina: 212.498.9300; Cell: 202.215.9260

 La Fundación Taube anunció su determinación de contribuir con 5 millones de dólares para el Beit Hatfutsot – el Museo del Pueblo Judío.

Esta generosa donación le permitirá al Beit Hatfutsot – el Museo del Pueblo Judío, comenzar la última etapa de la construcción, presupuestada en 100 millones de dólares.

La contribución en el monto de 5 millones de dólares de la Fundación Taube (Taube Philanthropies), permitirá la construcción de una nueva entrada al Beit Hatfutsot – el Museo del Pueblo Judío. La entrada en memoria de la Familia Taube (The Taube Family Memorial Entrance), y el vestíbulo en nombre de Tad y Dianne Taube (Tad and Dianne Taube Lobby), darán la bienvenida a los visitantes del museo, cuando vengan a disfrutar de la amplia gama de exposiciones que nos cuentan sobre el pasado, el presente y el futuro del Pueblo Judío en Israel y en todo el mundo. La entrada en nombre de la Familia Taube, estará dedicada en memoria de la hermana del contribuyente Tad Taube, Nita Hirsch, z”l, y en memoria de sus padres, Zyg y Lola Taube, z”l.

La entrada conmemorativa al museo, que se encuentra en el corazón del campo de la Universidad de Tel Aviv, servirá de lugar de encuentro tanto para visitantes como para alumnos; y el vestíbulo, de 1.000 metros cuadrados de superficie, le brindará a los visitantes una introducción preparatoria a las exhibiciones, por intermedio de instalaciones visuales. Gracias a este aporte, el museo podrá comenzar la construcción ya en el próximo otoño, cuando el apogeo llegará con la inauguración del pabellón de la exhibición permanente, en 2019.

La nueva entrada y el vestíbulo, están siendo diseñados por el arquitecto Daniel Mintz, ganador del importante Premio Rechter a la Arquitectura Israelí, en 2012, por su diseño del nuevo pabellón de la Escuela Internacional de los Estudios sobre el Holocausto en Yad Vashem, Jerusalén.

Beit Hatfutsot sirve como el centro global del mundo judío, presentando un enfoque moderno e inclusivo, y es fuente de inspiración para el judaísmo, destacando la contribución y los logros del Pueblo Judío.

El Museo inauguró un nuevo pabellón en 2016, al cual visitaron ya unas 200.000 personas. Esta nueva área alberga la permanente exposición de la Sala de las Sinagogas, en nombre de Alfred H. Moses y Familia, y la Galería de los Niños, en nombre de la familia de Milton y Tamar Maltz, así como también dos galerías para exhibiciones temporarias, donde se exponen actualmente Operación Moisés – 30 años después, una muestra que relata la inmigración y absorción de los judíos etíopes en Israel; y, con motivo del 75° aniversario de su nacimiento,  la Por Siempre Joven, una exposición que sigue los pasos de la vida de Bob Dylan, su influencia y la revolución que causó en la música, además de sus lazos con el judaísmo

“Beit Hatfutsot – El Museo del Pueblo Judío, sirve para subrayar que, independientemente de donde vivamos, el Pueblo Judío está conectado a través de nuestras costumbres, tradiciones y creencias”, dijo Tad Taube, Presidente de la Fundación Taube. “Nos sentimos honrados de formar parte de la visión de transformar uno de los museos más antiguos de Israel, en un hito del siglo XXI, que ilumina el judaísmo en todo el mundo”.

Irina Nevzlin, Presidenta de la Junta Directiva del Beit Hatfutsot – el Museo del Pueblo Judío, agregó: “El Museo del Pueblo Judío, es más que sólo un museo. Es un símbolo y el lugar donde se cuenta la historia judía, y sirve de conexión para la familia judía global, de manera que sea inclusiva y significativa”.

La construcción de la nueva entrada en nombre de la familia Taube y del vestíbulo en nombre de Tad y Dianne Taube, deberá concluir a fines del año 2019.

 

LA FUNDACIÓN TAUBE (TAUBE PHILANTHROPIES)

La Fundación se estableció en 1981, por iniciativa de su fundador y presidente, Tad Taube. La Fundación reside en la zona de la Bahía de San Francisco, y contribuye generosamente con asuntos judíos, asuntos civiles e iniciativas culturales, principalmente en la zona de la bahía, Polonia e Israel. Las contribuciones se dirigen a la construcción de edificios para instituciones, becas, preservación del acervo de las artes y de la cultura y programas educativos. La Fundación actúa en asociación con organizaciones y con personas privadas.

Beit Hatfutsot Museum of the Jewish People lobby interior. Courtesy of Mintz Melamed Architects Ltd

Beit Hatfutsot Museum of the Jewish People lobby interior. Courtesy of Mintz Melamed Architects Ltd

The post LA FUNDACIÓN TAUBE OTORGA UNA CONTRIBUCIÓN DE 5 MILLONES DE DÓLARES AL BEIT HATFUTSOT appeared first on Beit Hatfutsot.

]]>